Libros | Metafísica del wing derecho

Escribe Carlos Verucchi.


Libros / Carlos Verucchi / En Línea Noticias (Twitter: @carlos_verucchi)

Las historias de Leo Yunger transcurren en dos instituciones que han sido esenciales en la formación del argentino de clase trabajadora: la escuela pública y el potrero.

Alguna vez Emile Cioran aseguró que todo lo que pudo aprender durante su vida, estudiando y luego habiendo enseñado en las mejores universidades de Europa, ya lo sabían los pastores analfabetos de la aldea rumana en la que nació y vivió sus primeros años de vida. Si adaptáramos esa afirmación a nuestra argentinidad contemporánea podríamos asegurar que todo lo que necesitamos para sobrevivir en nuestra adultez ya lo sabía ese wing derecho, rápido y encarador, que nos deslumbraba con su gambeta en el potrero de la esquina. Porque es allí justamente, nos guste o no, de manera consciente o sin darnos cuenta, donde aprendimos ese conjunto de reglas que se esconden en el ambiguo o poco preciso concepto de picardía, de viveza criolla, concepto que si bien no es suficiente para permitirnos triunfar en la vida nos deja, al menos, la candorosa ilusión de conservar la chance de sacarle un empate.

Los cuentos de Yunger (Olavarría, 1988) tienen, además de esa picardía, una gran cuota de humor, humor futbolero y humor a secas. Son más bien realistas aunque a veces se piantan hacia lo fantástico. Tienen también disparadores que dejan pensando al lector y buscando el objeto al que metafóricamente aluden (“No sólo debemos modificar el presente, hay que reinterpretar el pasado y proyectar el futuro con un nuevo lenguaje”). Aseveración clarificadora en tiempos coyunturales en la evolución de este idioma con el que aprendimos a comunicarnos.

También tienen, los nuevos cuentos de Yunger reunidos en “Monedas” y publicados recientemente por “ediciones del altillo”, carencias. Carecen de ingenuidad. No tienen ni un dejo de inocencia. Por el contrario, encierran, tal vez obedeciendo a un secreto impulso vinculado a la formación de su autor (antropólogo social), una mirada fugaz pero incisiva sobre la eterna ambigüedad que nos persigue a los argentinos: las fábricas cierran, los hombres se quedan sin trabajo, y las desgracias empiezan a sucederse una detrás de otra ininterrumpidamente. Porque… industria o no industria, esa es la cuestión, ese es nuestro ser o no ser como disyuntiva en la construcción de un destino nacional. Es la indecisión que nos bloquea el porvenir, que nos mantiene aferrados a una lenta pero indeclinable decadencia.

Pero no vayamos tan lejos en estas elucubraciones que no son otra cosa que divagues intelectuales originados por la lectura de los excelentes cuentos de “Monedas”. Dejemos mejor que cada lector, por sí mismo, decida en qué dirección y hasta qué lugar seguir ese juego intelectual que Yunger propone.

Difícilmente hubiéramos podido iniciar el año de una manera más prodigiosa que con la publicación de “Monedas”, nuevo título del autor de “El gol a los agrónomos y otros cuentos”, (2019). Nuevo título con el que el joven autor olavarriense reafirma su condición de cuentista y “ediciones del altillo” arremete con su firme propósito de darle voz a la literatura local.

Comentarios
Cargando...