Estudio eseverri desktop movile

Micromenipeas | Todas las noticias son fake

Como cada sábado el escritor Guillermo Del Zotto recrea un antiguo género satírico en versión microficción. Hoy: ¿Todas las noticias son falsas? ¿Esto que van a leer también?


Guillermo Del Zotto – Especial En Línea Noticias ([email protected])

En una ocasión el Nano Serrat explicó que en el siglo XXI la forma de componer una canción es la misma que la de un juglar de la Edad Media. Lo que cambian son los formatos.

Los juglares, eso explican los que estudiaron, realizaban canciones o poesías musicalizadas para contar lo que pasó o pasaba en ese momento. Y que la mayoría de las composiciones hayan sido épicas y elogiosas se debe a que lo hacían en las plazas (acción carnavalesca por excelencia) a cambio de algunas monedas. Lo de las monedas es fundamental.

Romantizando el origen democrático de las noticias, diríamos que no está mal: se cobraba, pero a la gorra. No pasó mucho tiempo para que surjan otros medios bajo la consigna: “si querés que cuente otra cosa, pagame mejor”.

Borges decía que no leía diarios porque de lo importante igual te vas a enterar.

Charles Bukowski rechazó ofertas para trabajar como periodista porque decía “si aceptaba ¿sobre qué iba a escribir?”

Si los que consumimos poesía sabemos quién fue Ignacio Sánchez Mejía es por el inmortal poema de su amigo Federico García Lorca, escrita a medida que se iba enterando por el diario del estado de salud de su amigo torero herido de muerte.

Quizás todas las noticias sean “fake”, no en el sentido absoluto de mentira, pero sí de prefabricación.

Todavía queda la idea de que sobre determinado tema, la redacción de un libro lo puede mejorar. Quizás sea cierto. Lo hará siempre y cuando mantenga el mismo cimiento. Que fue maqueteado con perspectiva de ingeniería vial.

También dicen los que saben que la literatura depende mas de buenos lectores que de buenos escritores. Quizás se podría intentar crear buenos lectores de noticias, para que ellas misma se vean obligadas a mejorar.

Anton Chejov fue uno de los que se adelantó al verdadero periodismo literario al decir que se puede mentir en el amor, en la política, en la medicina, se puede engañar a la gente e incluso a Dios, pero en el arte no se puede mentir.

Bertolt Brecht inmortalizó una defensa de aquellos primero juglares que lo hacían por monedas en el poema “Canción de los poetas líricos”. Sólo un párrafo al tiempo que recomendamos su lectura completa:

Nadie paga ya nada por la poesía.

Por eso hoy no se escribe. Los poetas preguntan:

“¿Quién la lee?” Pero también se preguntan:

“¿Quién la paga?”

(…)Pero ¿por qué?, se pregunta el poeta. ¿Qué falta he cometido?

¿No hice siempre lo que me exigían los que me pagaban?

¿Acaso no he cumplido mis promesas?

(,,,)¿Qué tienen contra nosotros? ¿Por qué no quieren pagar?

Leemos que se hacen cada día más ricos…

La menipea es un género seriocómico, derivado de los diálogos socráticos y con inicios en la obra de Antisfeno aunque  debe su nombre a uno de sus exponentes: Menipo de Gadara.

Mas Micromenipeas

Comentarios
Cargando...