Valentina Gallina, el femicidio del 2020 que conmocionó a Olavarría


El año 2020 comenzó de la peor manera para Olavarría: la ciudad de Olavarría se conmocionaba por el brutal femicidio del que fue víctima Valentina Gallina. El caso trascendió las fronteras de la ciudad y removió el femicidio – ocurrido años antes – de la madre de la joven víctima.

El sábado 4 de enero de 2020, Valentina fue asesinada en una vivienda ubicada en calle 118 y La Madrid. La noticia, primero, apuntaba a que la joven había muerto producto de un ataque a balazos a la vivienda donde residía con quien era su pareja. Esa hipótesis fue plantea a la policía por el hombre quien a las pocas horas se descubrió fue el verdugo de Valentina.

Conocido el hecho Alejandro Diego Ezequiel Pais, pareja de Valentina, le dijo a la policía que desconocidos habían atacado la vivienda a balazos y que uno de los disparos impactó en el cuerpo de la víctima que fue gravemente herida trasladada al Hospital Municipal donde murió minutos después.

La coartada no convenció a los investigadores y rápidamente el hecho fue esclarecido: Pais fue aprehendido y acusado del femicidio. Hoy se encuentra detenido y la Fiscal Paula Serrano solicitó que la misma sea elevada a juicio oral y público.

Diego Pais – Femicidio de Valentina Gallina

Con el correr de las horas, tras el hecho, se fueron conociendo detalles escabrosos. Al momento de disponer la detención de Pais, El Juez de Garantías Carlos Eduardo Villamarín, basado en la prueba colectada, escribía “la relación que mantenía Valentina con Pais era de extrema vulnerabilidad, estando sometida mental y psicológicamente a sus impulsos, seguramente por el consumo de estupefacientes, donde se había naturalizado la violencia como comportamiento tanto hacia ella como a otras personas”.

En la causa hay diversos testimonios que ratifican el contexto de violencia que se vivía.

Una mujer, amiga de Valentina, contó en la causa “el viernes 3 de enero a la tarde como a las 17 hs me fue a visitar a mi casa Valentina con Diego Pais”. El dato de esa visita es lo que Valentina hizo antes “me mandó un mensaje diciendo que si podía ir a visitarme con él porque si no, no podía ir, era la condición poder ir con él. Hacía como dos días que no la veía, acostumbraba a verla diariamente.”

En esa charla Pais le ofreció a la amiga de Valentina un arma de fuego para que ésta se defendiera de “un chico” con quien había tenido un vínculo de violencia. “Él me decía que me defienda y que si yo me defendía del sujeto que había tenido problemas me iba a cagar a palos. También en la conversación, me dijo que a él no le iba a temblar la mano el día que le tenga que pegar a una mujer”, plasmaba la testigo en la causa.

Ese testimonio se enlazaba con otro que iba en la misma línea. “Valentina me decía siempre que iba a terminar como su mamá y como orgullosa me lo decía”. Aquí la referencia era Valeria Cazola – madre de Valentina – que fue asesinada por su entonces pareja cuando en la Argentina no estaba instaurada la figura del femicidio.

Esa testigo, su declaración está en el expediente, señalaba: “no me acuerdo cuando volvió Valentina de nuevo con Pais, pero hará unos cinco meses atrás, pero hace dos meses que estaban todo el tiempo juntos”.

Con estos testimonios y más la descripción de la escena del crimen, Villamarín le dictó ya en el mes de febrero del 2020 la prisión preventiva a Pais y decía: “Valentina Gallina fue víctima de una violencia extrema, materializada con diferentes elementos de porte, en forma persistente, continua y sostenida por parte del agresor, en diferentes sectores de la vivienda, de la cual no podía salir a pesar de sus intentos de escaparse, que le demandó un sufrimiento agónico innecesario provocado por el victimario”.

Ahora se aguarda la llegada del juicio oral y público donde Pais llega acusado de “homicidio triplemente agravado por el vínculo, por ensañamiento y por ser cometido contra una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.

Podría ser condenado a la pena de reclusión o prisión perpetua.

Comentarios
Cargando...