Completan la única obra inconclusa de Francisco Salamone

El ingeniero arquitecto desarrolló una serie de proyectos en nuestra región y en el resto de la provincia de Buenos Aires.


Por Marcelo Metayer, de la redacción de DIB).-

Francisco Salamone construyó decenas de obras en la provincia de Buenos Aires en la década de 1930. Muchos de sus proyectos no llegaron a erigirse pero uno solo quedó inconcluso: la actual municipalidad de Escobar (1938). A manera de homenaje, y a 60 años de la creación del partido tras separarse de Pilar, se decidió completarla utilizando el diseño original del ingeniero arquitecto. No es una tarea fácil, ya que solo se contaba con un boceto, y algún purista puso el grito en el cielo porque el sistema constructivo no es el que usó Salamone en su momento. Sin embargo la obra, que incluye una torre de 18 metros de altura con un reloj, va viento en popa y los primeros días de octubre ya se podrá admirar en todo su esplendor.

Este es el boceto firmado por Francisco Salamone para lo que fue en ese momento la delegación municipal Escobar, perteneciente al partido de Pilar.

Así quedó esa obra durante muchos años. Solo se terminó la planta baja.

Aquí, en el render publicado por la Intendencia, se aprecia cómo se verá la obra terminada, en unos días.

Este cronista, fanático confeso de las obras de Salamone, se desplazó hasta Escobar para contemplar un hecho único: la construcción de un proyecto del “loco de las torres”, muchos años después de su muerte. Si se tiene en cuenta que para comenzar solo se tenía un boceto, la situación se puede equiparar a de la publicación de los discos “Anthology”, de los Beatles en los 90, donde aparecen canciones inéditas a partir de una vieja grabación de John Lennon.

El arquitecto Gastón D?Aquino, secretario de Planificación y Espacio Público de Escobar, aseguró que “esta obra, que dudamos mucho que Salamone haya llegado a ver, pertenecía en ese momento al municipio de Pilar y se hizo paralelamente junto con el cementerio. Era una delegación municipal que funcionaría más como un corralón. Hace 60 años (Escobar se escindió de Pilar el 8 de octubre de 1959) esto empezó a funcionar como palacio municipal. No teníamos documentación alguna. Lo único, un boceto a mano alzada de la perspectiva de la esquina”. 

El arquitecto e investigador escobarense Gustavo Darrigo afirma por su parte que si había alguna documentación, se perdió cuando “la municipalidad de Pilar, en la década del 50, se prende fuego y desaparece todo el archivo”.

El cronista de DIB con Gastón D”Aquino (derecha) en la terraza de la municipalidad. Al fondo se contempla la torre en obra. Se ve con claridad su estructura. (Foto: Alfredo Fushimi)

Colapsado

El edificio municipal, continúa D?Aquino, “creció para un trabajo administrativo de manera desordenada”. Según cuenta Darrigo, “el edificio de Salamone era muy chiquito. Pensemos que era una delegación para un pueblo que en esa época tenía 5.000 habitantes”. Incluso hay quien dice que el actual palacio municipal funcionó como sala de primeros auxilios y maternidad, pero el especialista aclara que “la maternidad estaba al lado y más tarde se anexó al edificio principal”. 

D?Aquino afirma que “el intendente (Ariel Sujarchuk, Frente de Todos) nos pidió ordenarlo para mejorar la calidad del trabajo de los empleados. Primero comenzamos con intervenciones internas. Aquí funcionan muchas secretarías y estaba colapsado en todos los sentidos: eléctrico, aire acondicionado, sanitario. Después empezamos a ver la necesidad de crecer en metros cuadrados. Porque o nos íbamos de este edificio, o lo agrandábamos. Entonces decidimos recrear la obra del arquitecto Salamone con el mayor respeto posible. Así que con el bocetito y con las líneas ya marcadas de lo que venía en planta baja, y lo que pudimos ver y leer sobre Salamone, empezamos a dibujar el proyecto”. 

De ladrillos a steel frame

El edificio original, que se presume quedó inconcluso por falta de presupuesto, tiene pared portante y losas de bovedilla. La parte nueva se realizó con una estructura de steel frame y placas cementicias. “Se tomó la decisión de hacerla con un sistema constructivo liviano, sumado a que para el 60º aniversario del partido la obra al menos en el exterior ya tiene que estar lista. Este método posee rapidez, obra en seco, liviandad, ahorro energético”, dice D?Aquino, que admite que “al principio fue criticado por seguidores de Salamone, porque se imaginarían que había que hacerlo en hormigón. Nosotros teníamos que buscar una solución e ir por la practicidad”. 

Cabe reflexionar si Salamone, que siempre estuvo a la vanguardia con sus diseños y métodos constructivos, no utilizaría el steel frame si hoy viviera, dadas sus características. Pero eso es especulación.

Por estos días ya se estaba terminando la torre para ubicar el reloj. “Vamos a poner, a pedido del intendente, la bandera nacional y la de Escobar. Será lo único que se sale del boceto original”, aseguró Gastón D?Aquino. 

La obra avanza rápidamente y los primeros días de octubre la fachada estará lista para la inauguración. (Foto: Alfredo Fushimi)

La idea es hacer la inauguración con todo los primeros días de octubre y que sea un hito en los festejos del aniversario del partido. “Terminaremos la fachada, vamos a instalar luces led para destacarla. En el interior vamos a ir con tiempo, queremos ubicar luminarias art decó, como tienen las municipalidades más antiguas del arquitecto Salamone”.destaca el funcionario. 

Ver, ochenta años después, la construcción de una obra planeada por Salamone, impresiona y mucho. En Escobar no había ni siquiera una placa que indicara quién había proyectado ese edificio. Ahora los fanáticos tienen una imagen más para agregar al imaginario “álbum de figuritas de Salamone”. “Nos paramos a la nochecita acá y nos genera una cosa verla”, finaliza D?Aquino. “Ves las aristas así en punta, ves la torre y te esperás a Batman”. (DIB) MM

Comentarios
Cargando...