HTC 10: el smartphone para que tus autofotos estén siempre en foco

HTC presentó hoy su nuevo smartphone: el HTC 10, un equipo que mantiene alguna de las características históricas de la línea de teléfonos de la firma taiwanesa, y modifica otras.

Mantiene -con una actualización- el diseño que debutó con el One M7 en 2013, un equipo con un cuerpo hecho en una sola pieza de metal (un diseño de Scott Croyle, hoy fuera de la compañía, a quien entrevistamos en febrero último). El HTC 10 (la compañía abandonó la M en el nombre) sigue esa línea, pero manteniendo un estilo muy HTC, sobre todo en la espalda del equipo, y sumando los bordes chanfleados de los últimos modelos.
Es el frente donde está el mayor cambio: desaparece el clásico logo de la compañía, desaparecen los parlantes estéreo frontales con grilla metálica, reemplazados por un woofer en la base del teléfono y un tweeter en la parte superior del equipo. Esto es para hacerle lugar a dos cosas. Por un lado, la compañía incorpora un sensor biométrico en el frente, en la parte inferior del teléfono (al estilo de Apple y Samsung), que dice que desbloquea el equipo en 0,2 segundos; por el otro, está la cámara frontal, de 5 megapixeles y lente f/1.8 gran angular (86 grados) que tiene su propio sistema de estabilización óptica. Según la compañía, es la primera vez que se incluye algo así en la cámara frontal, y debería ayudar a que las autofotos salgan siempre en foco. La estabilización óptica intenta a neutralizar el movimiento natural de la mano.tecnologia-2186198w620
El resto del equipo se completa con una pantalla Super LCD 5 de 5,2 pulgadas y resolución QHD (2560 x 1440 pixeles), 4 GB de RAM, un procesador Snapdragon 820 y una cámara de 12 megapixeles, con un sensor que usa pixeles de 1,55 micrones, graba video en 4K, tiene una lente f/1.8, estabilización óptica (como la cámara frontal) y autofoco que combina el uso de un láser con detección de fases (PDAF). La cámara carga en 0,6 segundos, y el sitio DxOmark (especializado en la evaluación de cámaras) le dio un puntaje similar al de la cámara del Samsung Galaxy S7.

Aunque perdió los parlantes estéreo, la compañía dice que la salida de audio del HTC 10 tiene el doble de potencia que un equipo normal, permite reproducir contenido grabado en 24 bits/96 kHz.
El teléfono tiene 32 GB de almacenamiento interno, ranura microSD, batería de 3000 mAh con carga rápida, puerto USB-C y corre Android 6 con la capa de personalización de la compañía, aunque en este caso HTC redujo la cantidad de aplicaciones que reemplazan a las estándar de Google (usará Google Fotos como galería, en vez de su propia aplicación) y sumó una opción de ubicar, en la pantalla de inicio, iconos y stickers en cualquier lugar de la pantalla (hoy Android obliga a usar una grilla). Un agregado notorio es la compatibilidad con Apple AirPlay; es el primer dispositivo con Android en ofrecer algo así.
La compañía dice que comenzará a venderlo en mayo próximo a 700 dólares en Estados Unidos. Para HTC que este teléfono tenga éxito es crucial: más allá de las buenas ventas que está teniendo su anteojo de realidad virtual (el HTC Vive) en el primer trimestre del año facturó 433 millones de dólares, un 64% menos que en el mismo período de 2015. HTC hace buenos productos, pero en los últimos años no logró traducir esto en dinero en forma adecuada, así que lograr buenas ventas con este equipo será crucial para el futuro de la compañía.

Comentarios
Cargando...