Estudio eseverri desktop movile

A cien años de la muerte de Dardo Rocha: Padre de Necochea, Coronel Vidal, Pehuajó y Tres Arroyos

Mientras fue gobernador, además de La Plata puso la piedra fundacional de las ciudades de Necochea, Coronal Vidal, Pehuajó y Tres Arroyos.


Dardo Rocha es recordado, entre otras cosas, por fundar la ciudad de La Plata el 19 de noviembre de 1882 y convertirla en la capital de la provincia de Buenos Aires. Pero el militar y político argentino, participó de otros “nacimientos”, como son las ciudades de Necochea en 1881, Coronel Vidal y Pehuajó en 1883 y Tres Arroyos un año más tarde.

Por aquel entonces el territorio bonaerense tenía 521.581 habitantes, de los cuales 125.400 eran extranjeros. Sólo una ciudad, San Nicolás de los Arroyos superaba los 10.000 habitantes, pero el resto de los pueblos oscilaban entre los 5.000 y 7.000 habitantes.

Las gestiones para la fundación de Necochea se iniciaron en 1871, a través de un grupo de vecinos encabezados por Ángel Ignacio Murga, comandante de las Guardias Nacionales, y el juez de paz Victorio de la Canal, que solicitaron a las autoridades de la provincia de Buenos Aires, formar una ciudad cabecera en el partido de Necochea. El proyecto, que contó con el espaldarazo de Dardo Rocha y Aristóbulo del Valle, fue aprobado finalmente cuando el primero de ellos era gobernador. La fundación fue el 12 de octubre de 1881.

El miércoles 12 de octubre de 1881 fue un día ventoso pero de sol. Se procedió a izar la bandera nacional, utilizando para ello el palo mayor del velero “El Filántropo”, que había naufragado en esas costas en 1873 y fue traído al lugar utilizando una caballada, desde “Médano Blanco”. El palo mayor, ya transformado en mástil, fue ubicado en el centro de la plaza del pueblo. Se redactó el acta de fundación, suscripta por los fundadores presentes, y luego se organizó una fiesta popular con carne asada con cuero.

En lo que respecta a Coronel Vidal, cabecera del partido de Mar Chiquita, Rocha decretó su creación por ley el 28 de mayo de 1883. La idea de la denominación fue homenajear al militar argentino Celestino Vidal. Sin embargo, por esos tiempos sus primitivos habitantes lo designaban como “Arbolito”, nombre que se tomaba de la antigua estación del ferrocarril Sud.

Ese mismo año, fundó Pehuajó, en el noroeste de la provincia, donde por ese entonces vivían unas 26 personas. Fue un 3 de julio y su nombre se debe al lugar donde se libró una sangrienta batalla en 1866 frente al Ejército paraguayo. A la margen del caudaloso río Paraná, en el límite entre Corrientes y Paraguay, se encuentra el arroyuelo Pehuajó. Rocha peleó allí, y por su parecido al territorio bonaerense bautizó “su nueva creación” con ese nombre.

Finalmente, tocó el turno de Tres Arroyos, el 24 de abril de 1884. Con su fundación, Rocha buscaba poblar y proteger los territorios que habían sido “ganados” a los pueblos originarios durante las campañas militares. El primer antecedente de la ciudad data de marzo de 1865, cuando bajo la denominación de “El campamento de los Tres Arroyos”, el coronel Benito Machado gestionó ante las autoridades la fundación del pueblo. 

Pasaron los años, y cuando ya vivían unas 7 mil personas, el Ejecutivo decretó la fundación de la localidad, situada en proximidades de los arroyos Orellano, Del Medio y Seco, los cuales atraviesan el ejido urbano y luego se unen formando el arroyo Claromecó, que le da nombre al principal balneario del distrito y se produce su desembocadura en el mar. En 1886 llegó el primer tren y tres años más tarde se instaló la primera industria. (DIB) FD

Comentarios
Cargando...