Motivar, prevenir e informar para no caer en el consumo de Drogas

Federico Cajen es un olavarriense que ha recorrido el país brindando charlas informativas, de prevención motivacionales y de información sobre el exceso en el consumo de drogas. Ahora de regreso a la ciudad de Olavarría ofrece contar a los jóvenes, familias e instituciones de la ciudad sin cargo alguno su historia de vida que ha servido por más de siete años a miles de argentinos encontrar una salida al consumo de cualquier tipo de sustancias.

Sobre Federico Cajen: Desde joven, desarrolló actividades en la empresa familiar perteneciente al sector agropecuario, dejó los estudios para comenzar a trabajar en turismo, por años viajó y vivió en diferentes ciudades, provincias. Por una mala decisión y durante treinta y dos años, tuvo una fuerte adicción a la cocaína, más de ocho años estuvo internado en diferentes centros de rehabilitación a las drogas y clínicas duales, pasó por dos psiquiátricos, dos guardias de salud mental, tuve diez sobredosis, una parálisis en la pierna izquierda, perdió el habla de forma temporal, determinando diagnósticos irreversibles y se recuperó íntegramente. En el año 2018, fundó la Consultora de Adicciones y la lidero desde hace varios años, trabajando en la comunicación y acompañamiento, abordando problemas sociales como el consumo de drogas y el alcohol en jóvenes y adultos. Este espacio de encuentro, escucha, contención, lo creó desde mi propia experiencia y hoy este movimiento de buenas voluntades se encuentra vigente en muchísimos lugares de la Argentina y en el mundo trabajando en red para la prevención. Se capacitó y formó en diferentes áreas como Facilitador, Neuroliderazgo, Prevención, Mentoring y Coaching. Fortaleciendo, potenciando las capacidades individuales, organizaciones y equipos de trabajo para que en sus procesos logren rápidamente un equilibrio, generando un espíritu de superación, entusiasmo, comunicación, responsabilidad, compromiso y confianza. A través de su trabajo, contribuyo directamente en la Responsabilidad Social que es el compromiso y obligación que tenemos todos los miembros de una sociedad.

¿Cuál es el trabajo que estás haciendo vos, a partir de tu historia personal, con las personas a las cuales le brindas charlas?

 Mira, el propósito de la charla es hacer prevención en el tema de adicciones, en el consumo problemático de sustancias, ya sea alcohol o cualquier otro tipo de drogas. Pero también la historia de mi vida refleja una apatía, una falta de compromiso por la vida que me llevó justamente a tomar en un momento de mi vida una decisión que pasó justamente por comprometerme con la vida. Esto de la charla lo cuento, es justamente no adelantarlo por acá, sino pedir la charla, que se puede hacer, y lo que cuento es eso, es todas las malas decisiones que fui tomando que hicieron que vaya por el camino equivocado, que realmente pensaba que la vida pasaba por otro lado, y cuando me recupero, esto de reencontrarme con la vida, con la oportunidad de tener la salud, fue esto, salir a contar que las buenas decisiones, que hacer las cosas bien, no es que te van a venir a felicitar, pero uno puede vivir muy bien, podes tener una linda calidad de vida, y de eso se trata la charla, que justamente los jóvenes que tienen un tesoro, que es justamente los pocos años que tienen, que puedan empezar a tomar decisiones buenas ya desde el principio, desde los 13, 14, 15, 16 años.

A ver, no porque yo les voy a enseñar cuál es el mejor camino, no, yo les voy a contar qué es lo que por ahí yo hice y que no sirve, es eso.

¿A tus charlas quiénes van? ¿Van chicos, van padres, van chicos con problemas o van chicos sin problemas, o padres que tienen hijos con problemas o sin problemas? ¿Quiénes van?

 Todos, van todos. Habitualmente se ponen en contacto mayormente las personas o las familias que están pasando por este problema, pero las charlas están dirigidas a todo el público en general, ya sean jóvenes y adultos.

¿Y qué ves cuando vos estás dando la charla en los ojos del que la está recibiendo? ¿Qué es lo que ves? ¿Qué recibís?

Mira, veo en muchos casos mucha preocupación, veo tristeza, en otros momentos veo que se emocionan muchísimo por esto mismo, porque habitualmente alguien de la familia está atravesando por ese problema, o algún amigo está atravesando por ese problema, o algún conocido está pasando por eso. Entonces los chicos lo que ven, o los adultos lo que ven, es que hay esperanza, y esto es así, hay esperanza realmente, pero también para que la haya tiene que haber un esfuerzo de todos, desde la persona que tiene el problema hasta la familia. Y en este caso justamente lo que hoy charlábamos por ahí era la parte de la comunidad, la sociedad en sí, para la reinserción de la persona después y una vez que se recupera. Pero por eso, lo que yo hago y hincapié primero es en esto, hacer prevención, es no comenzar, no probar para no tener que recuperarte.

La recuperación no es fácil, por eso es uno de los temas que yo charlo y les cuento de cómo han sido las recuperaciones.

Y en ese contacto con los jóvenes, con las personas que están en contacto con este tipo de sustancias, con las drogas y demás, ¿qué es lo común? El tema de fumarse un porro, el tema de tomar cocaína, ¿qué es lo común?

Y lo común en realidad tiene que ver con la falta de límites y los excesos, inclusive el no saber cómo tu cuerpo va a responder. Y en los jóvenes que están en un momento en que su cerebro está en desarrollo, entonces cualquier tipo de sustancia que ingrese al cuerpo les va a provocar un deterioro, los va a frenar en algún punto. Entonces yo ahí es donde digo que las drogas están todas al mismo nivel. Yo no soy psicólogo, no soy psiquiatra, no soy técnico en drogas, nada. Desde mi experiencia hablo y desde lo que he visto en los centros de rehabilitación con gente que ha estado internada, yo si bien fui un consumidor de cocaína, pero he visto de todo tipo.

Y lo que veo justamente es eso, cómo se frena, cómo se frena el joven que empezó a consumir algún tipo de sustancia, que no voy a nombrar ninguna en particular, porque digo cualquiera hace y provoca un daño, cualquiera. Desde un psicofármaco que no está recetado, pasando por la marihuana, pasando por el alcohol, cuando son excesos hacen mal.

Digo, vos decís empezar a trabajar en lo que es la prevención y que en realidad ese es el objetivo de tus charlas, pero da la sensación que también faltan lugares, o al menos no tan visibles lugares, en donde poder abordar tremendas problemáticas de estos tiempos.

Y sí, y no es solamente acá en esta ciudad, en Olavarría, pero si vamos puntualmente acá, no, no hay. Si hay, algunos pueden hacer un trabajo bueno, otros no tan bueno, otros siguen haciendo exactamente lo mismo. La tasa o los porcentajes de recuperación son por ahí bajos, la desesperación y la angustia de la familia en esto es moneda corriente y entonces desde lo que puede ser la parte pública no tiene respuestas. Entonces las familias quedan a la deriva o van como conejitos de indias de acá para allá, intentando diferentes cosas.

Entonces, bueno, en la charla, más allá de esto de contar que realmente se puede, haciendo un esfuerzo obviamente, haciendo sacrificios, se puede recuperar, se puede recuperar la persona que está atravesando por la adicción, se puede recuperar la familia, se puede recuperar socialmente y reinsertarse, pero bueno, para ello hay que trabajar muchísimo. Y acá en Olavarría estamos justamente armando un proyecto que, bueno, a través de Celeste Arouxet lo vamos a llevar, lo vamos a poner en marcha, que es esperanzador porque, te digo, mi teléfono, yo cambio casi el número todos los años porque llega un momento que ya no puedo dar abasto tratando de responder o tratando de acompañar a la familia.

Cuando desde la parte pública tendría que haber un 0800, un número, algo que acompañe, y no, no hay.

Pero que acompañe de verdad, que no sea una cuestión burocrática o de informalidad que no sirva para nada.

Exacto, desde la parte, hoy tenés, sí, 0800, tenés la Secretaría de Drogas y Dependencia, por ahí solucionan algunas cosas, pero son todos parches. La recuperación en una persona es larga y es muy profunda, es muy compleja en sí. Entonces para eso tienen que trabajar muchas personas y tienen que trabajar seriamente. Y es más fácil desprevenir. Y claro, ahí, ese es el punto, por eso yo voy ahí, voy a la parte de la prevención. Y realmente conocí a Celeste (Arouxet) y conocí a un ser humano. Me lo he pasado tocando timbre en diferentes lugares, ciudades, municipios, entidades, intermedias, instituciones, y en estos siete años que llevo, la verdad que muy pocos son los que escucharon. Normalmente las charlas las doy a partir del interés de unos pocos, de padres, de algunos colegios, de asociación de padres dentro de los colegios, de gente, como me dijeron una vez. Una vez me llevaron a conocer, me llevaron a la cooperativa La Juanita de Toti Flores y después me llevaron a conocer al presidente del Consejo Deliberante de San Isidro. Y después de contarle un montón de cosas me dijo, yo acá lo único que veo es una persona gauchita con buenas intenciones. Y en definitiva es eso, tenemos que tener buenas intenciones y hacer las cosas por el bien común.

¿Has recorrido prácticamente casi todo el país con las charlas? Me has dicho que estabas en Córdoba, que vas a Córdoba.

 Estoy ahora en noviembre por ir a Córdoba, octubre Bahía Blanca, Tres Arroyos, Tapalqué, voy a estar acá en el penal también. Y he recorrido, sí, en otros años, el año pasado estuve en Alvear, he estado en diferentes ciudades. Yo inclusive voy a ciudades de 200 habitantes, pueblitos.

Ahí también hay problemas.

Sí, sí, sí. Y como te contaba, la charla también es una charla motivacional, o sea tiene diferentes aristas. Por ahí tiene la parte de la prevención, pero también tiene esto de darle un valor a la vida realmente. La vida es un regalo de Dios sin entrar en una ideología religiosa, ¿no es cierto? Pero es un regalo y como tal tenemos que honrarlo.

Bueno, y la gente que quiera, decías, bueno, colegios, grupos de padres y demás, que quiera contactarse con vos, ¿cómo lo hace?

 Lo pueden hacer a través de la página que es www.federicocajen.com.ar. Ahí llenan un formulario solicitando la charla para lo que puede ser Olavarría o cualquier otra ciudad. Y si no, por el Instagram que es Federico.cajen. Por ahí se comunican y ahí coordinamos fechas. En este momento las charlas son abiertas al público, son gratuitas, las pueden solicitar cualquier persona. Cualquier persona que esté interesada por escucharla.

¿Cómo son las charlas?

La dinámica de la charla es una charla que dura una hora, una hora diez más o menos. Lo que tienen que tener es un salón, un proyector, un cañón y un equipo de sonido básico. Con eso ya la charla se puede dar en escuelas, instituciones a la comunidad en general, familias que se quieran comunicar, sociedades de fomento, quien necesite.

Solamente se tiene que comunicar por la página o por el Instagram.

Volviendo al tema del trabajo que están haciendo con Celeste, ¿qué es lo que están pensando llevar adelante?

Es un proyecto que es la necesidad que tiene la ciudad. Desde el primer llamado u orientar, ya que la familia sepa a dónde ir. Desde el minuto uno. ¿A quién tiene que llamar? ¿Cuándo llaman los que vienen? ¿Cómo vienen? ¿Quiénes vienen? ¿Cómo van a abordar el tema? ¿A dónde va a ir la persona? ¿Las derivaciones? ¿Por quiénes van a ser atendidos? ¿La recuperación? ¿Cómo va a ser la recuperación? ¿La reinserción? La reinserción. Realmente es algo muy amplio, pero que se puede poner. Los recursos están. Acá en los barrios se puede hacer tranquilamente. Lo que hay que hacer es ponerse a trabajar. Y en este caso, como me pasó, haberme encontrado con una persona que le corra sangre por las venas y que se interese por la vida.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...