En un allanamiento, le provocaron destrozos y quieren que limpien su nombre

“Cuando se fueron nos pidieron disculpas”, dijo el damnificado.

Se trata de una familia cuyo domicilio fue incluido en el marco de una investigación por abigeato en una serie de allanamientos que realizó la policía con anuencia de la Justicia este martes.

La familia Santillán que vive en Emiliozzi al 6500 donde “por segunda vez nos allanan, nos rompen todo y nosotros no tenemos nada que ver. Estamos cansados de esto. Mi marido y mi hijo son empleados de Transporte Malvinas, hay un montón de compañeros de mi marido y mi hijo que pueden atestiguar que ellos estaban trabajando cuando pasó lo que estaban buscando. Incluso la Empresa, así lo manifestó el capataz de mi marido,” dijo la esposa de Carlos Santillán visiblemente indignada.

La mujer contó que ella se encontraba en la casa, sintió una explosión fuerte y era la policía que había derrumbado y roto la puerta de acceso a la casa.

Su hijo les decía a los policías que, “estaban equivocados que ellos no tenían nada que ver, sin embardo rompieron todo, dieron vuelta la casa y tuvieron a mi hijo esposado y tirado en el piso.”

Nos ensuciaron en toda la ciudad, 9 patrulleros en el barrio y te escrachan por todos lados. Queremos que limpien nuestro nombre, le dijo la mujer a En Línea Noticias.

La familia de Santillán instruirá a un abogado para que inicie las actuaciones legales correspondientes.

Comentarios
Cargando...