Caso Riva de Neira: “Estuvo media hora tirada y murió de una puñalada en el corazón”

Lo dijo María de los Ángeles Ganim, mamá de María Luján Riva de Neira, a pocos meses de que inicie el juicio que ventilará los hechos ocurridos en mayo de 2018 en una vivienda del barrio Roca Merlo.


La primera semana del mes de mayo, en la sede del Tribunal Oral y Criminal N° 2 con asiento en la ciudad de Azul llegará a juicio la causa por el homicidio de María Luján Riva de Neira. Las audiencias se concretarán días antes de que se cumplan dos años del brutal asesinato de la mujer por el que está acusado y detenido Lucas Keesler.

Este lunes María de los Ángeles Ganim, mamá de María Luján, atendió a En Línea Noticias. Casi como una respuesta inmediata recordó aquella mañana del 10 de mayo de 2018 cuando estaba trabajando en el Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura” y una ambulancia traía a una mujer malherida. Lo que nunca imaginó es que era su hija. María de los Ángeles es enfermera y fue quién recibió a su hija cuando la bajaron de la camilla y la ingresaron a la guardia del centro asistencial donde, lamentablemente, minutos después murió.

María de los Ángeles no tenía pensado dejar de trabajar pero lo que le tocó vivir no se lo olvidará jamás. Desde el hecho sacó una licencia y luego dejó el Hospital tras treinta años de reconocida trayectoria.

Sobre ese día recuerda: “cuando la recibí en la guardia del Hospital fue terrible, con la herida y todavía hablaba. Me reconoció.”

Si sacarse su ambo de enfermera le dice a este medio sobre su hija: “murió de una puñalada en el corazón” y no duda en afirmar que “fue un femicidio.” En este punto hay que mencionar que para la Fiscal Viviana Beytía los hechos fueron caratulados como “homicidio criminis causa” aunque para la madre existió el femicidio dado que su hija y su verdugo “se conocían.”

Desde el asesinato, “La Turca” como la conocen en el ambiente médico se convirtió en el sostén de una familia y dice que por ellos “trata de estar bien”. Habla de sus otros hijos, su madre y sus nietos, los hijos de María Lujan. En cuanto a los pequeños contó que ellos están con sus papás aunque frecuentemente los ve. Una de ellas tiene siete años.

Habló del trámite judicial luego del asesinato de su hija. “Yo nunca hablé con la Fiscal Beytía. Como pasó una semana y nadie me llamaba me recomendaron que pusiera un abogado penalista”, cuenta y remarca si que le ofrecieron contención de parte del Centro de Asistencia a la Víctima que depende de la Fiscalía General de Azul. Fue por consejos de terceros que llegó a la asistencia técnica de la abogada Elda Donatelli que asumió la querella en la figura del particular damnificado.

Otra de las particularidades que tiene este terrible hecho es que María de los Ángeles conocía al femicida de su hija. “La madre trabajaba conmigo y a él lo conocía desde chico”, dice y remarca “nunca tomó contacto conmigo” en referencia a la madre del homicida.

Sobre el homicida sostiene: “tiene que tener perpetua.” Esto lo va dirimir un jurado de doce civiles. Serán hombres y mujeres de distintas edades los que definirán el futuro del hombre que se encuentra alojado en el Pabellón de Evangelistas de Sierra Chica.

Sobre eso también tuvo palabras: “pidió estar ahí por cagón.”

Frente a la llegada del juicio es que María de los Ángeles se comenzó a reunir con las integrantes del Frente Ni Una Menos. Con ellas participa de las marchas que se realizan y se siente acompañada. “No creo que soporte ir al juicio”, agrega en la charla a modo de reflexión casi final.

Pide Justicia, demanda Justicia y remarca “él – por el asesino – sigue negando que fue el autor del hecho, pero está claro que fue él.” Es en este punto donde hace hincapié en la declaración del amigo de María Luján que estaba con ella cuando sucedió el ataque que terminó con la vida de la mujer.

Agrega para los meses que vienen antes del Juicio: “queremos que se difunda lo que pasó.”

Detalles del Juicio

Por decisión de Lucas Keesler los hechos se ventilarán en Juicio por Jurado y esa es una decisión inapelable para las partes.

El desarrollo del juicio estará encabezado por un Juez del Tribunal Oral y Criminal N° 2 de la ciudad de Azul aunque la determinación de culpabilidad o no del encausado recaerá en los doce civiles que serán convocados para el proceso.

La instrucción de la causa y la totalidad de la investigación fue encabezada por la Fiscal Viviana María Beytía titular de la Unidad Funcional de Instrucción N° 10 de Olavarría. De todas formas será otro Fiscal del Ministerio Público, a conocerse más cerca de la fecha, quien encabece la querella en el Juicio dado que la doctora Beytia no participa de los debates orales en la vecina localidad.

En la Investigación Penal Preparatoria, la doctora Beytia logró probar que Lucas Keesler fue quien ultimó a la mujer en el domicilio del barrio Mariano Moreno y lo acusó de “homicidio criminis causa”.

Si bien horas después del crimen se realizó una marcha para decir “basta a los femicidios” la Justicia no encontró elementos para encuadrar el crimen en esta figura por eso es que se avanzó en una, para nada menos gravosa, como la de “homicidio criminis causa”. Este delito contempla penas de hasta prisión o reclusión perpetua debido a que entiende que el crimen se realizó para garantizar u ocultar la comisión de otro delito.

María Lujan Riva de Neira fue asesinada en la mañana del 10 de mayo de 2018 tras ser atacada en un complejo de departamentos ubicado sobre Roque Sáenz Peña al 3200, entre 25 de Mayo y 9 de Julio.

Sobre los hechos hay que recordar que la mujer recibió una agresión en su pecho, que pese a los esfuerzos médicos, no sirvieron para evitar su deceso.

No fue demasiado el tiempo que demoró la Justicia para sindicar a Lucas Keesler como autor del homicidio a quien horas después lo detuvo.

Comentarios
Cargando...