Estudiantes viaja con ventaja a Mendoza

Con mucha actitud Estudiantes se repuso de un inicio para el olvido y le
ganó 71 a 66 a Rivadavia por el segundo juego de la serie de cuartos de
final de la Liga Argentina. Con este triunfo, el Bata viaja a Mendoza
con una ventaja de 2-0.

El juego comenzó con un desconocido Estudiantes y un muy certero
Rivadavia. El planteo mend

ocino sorprendió al bataraz que no encontraba
el antídoto para cortarlo. El Naranja por su parte no solo ere efectivo
en defensa sino que además se mostraba con un alto poder de gol.
Mientras el goleo visitante crecía, la ansiedad en el Bata aumentaba; el
albinegro anotó dos puntos en los ocho minutos iniciales del partido. El
cuarto se cerró con un 25 a 5 a favor de Rivadavia.


En el segundo cuarto, el tándem Merchant – Galardo encabezó la levantada
de Estudiantes, con sus apariciones en la pintura fueron despertando al
equipo, que seguía sin encontrar el gol desde los 6.75 (1-13 en la
primera mitad). Pero sin dudas el cambio más significativo se vio en la
defensa ya que le supo reducir el goleo a Rivadavia, que convirtió el
50% de lo que había logrado en la parte inicial. Con el marcador 22-37,
Estudiantes se fue al descanso largo perdiendo, algo inédito en la
temporada.


Al regreso ya nada fue igual. Estudiantes recuperó su espíritu, su
energía, su intensidad y borró a Rivadavia de la cancha. Con un parcial
de 19-3 logró dar vuelta el resultado y ponerse al frente a poco menos
de cuatro minutos para cerrar el tercer cuarto. En esa remontada
apareció Arese, con dos triples, Brocal con seis puntos, Lugli sumando
en” tierra de gigantes” y un bombazo del “heredero”, Jeffrey Merchant.
El envión del equipo y de la gente lo frenó Bernardini, de lo mejor del
equipo mendocino, con un tiro de tres, pero enseguida respondieron Arese
y Brocal desde los 6.75 para poner de nuevo al Bata arriba; con el
tablero 49-46 se cerró la tercera parte.


Un parcial de 15-3 en la primera mitad del capítulo final, le permitió
al Bataraz sacar una diferencia impensada por lo que se había visto en
la primera parte del juego. Pero Rivadavia no se dio por vencido y se
repuso con un parcial de 13-3 (67-61) para llenar de incertidumbre el
desenlace del partido.


En plena avanzada Naranja, Estudiantes falló cinco libres consecutivos.,
pero en los segundos finales, Sandrini con cuatro puntos desde la línea
mantuvo la diferencia y la localia invicta. El Bata se va a Mendoza
(parte este lunes por la noche) con la serie 2-0 y sabiendo lo que es
ganar en la tierra del sol y el buen vino…

Fotos: Cristian Perco

Comentarios
Cargando...