Juicio por la muerte de Felicitas Lazarte: Este viernes se conocerá el fallo

Texto: Fabian Sotes (Diario El Tiempo) – Jorge Scotton (En Línea Noticias) / Fotos: En Linea Noticias

Se cerró la recepción de la prueba testimonial de este debate, vinculado con el incidente de tránsito ocurrido en junio de 2015 en la Avenida Chaves de Azul, cuando la nena trasplantada de corazón viajaba al Hospital Garrahan en un auto con sus padres. El vehículo impactó contra un caballo suelto, lo que se tradujo en los decesos de la menor y de su papá.

El propietario y el supuesto cuidador del equino son los acusados de estos homicidios “culposos”. Luego de que los dos declararon, en la audiencia realizada hace días donde ambos protagonizaron un fuerte careo.

El juicio por las muertes de Felicitas Lazarte -la nena que había sido trasplantada de corazón- y de su papá, decesos ocurridos cuando en junio de 2015 el auto en el que viajaban al Hospital Garrahan impactó, en la Avenida Chaves de Azul, contra un caballo suelto, tendrá este viernes la etapa culminante.

En el Juzgado Correccional con asiento en Olavarría, este miércoles las partes dieron a conocer sus respectivos alegatos.

Es así que, el fiscal Christian Urlezaga, acuso a ambos imputados por los delitos de homicidio culposo, dos hechos y lesiones culposas, todas en concurso ideal, solicitando la pena de tres años y seis meses de prision para ambos. Por su parte el abogado particular damnificado Gabriel Di Giulio, acusó a ambos por la misma figura legal a las penas de 4 años y seis meses de prision para Diego Alberto Marmouget y 4 años y un mes para Miguel Ángel Giammátolo.

Tanto Urlezaga como Di Giulio pidieron las penas de inhabilitación para ejercer actividad con animales equinos y actividades hípicas.

Procesados por los homicidios “culposos” de la nena azuleña que falleció a los nueve años de edad junto con su papá -que se llamaba Rodolfo Emir Lazarte y tenía 51 años- figuran el propietario y el considerado cuidador del caballo contra el que embistió el auto.

En ese rodado también viajaba su mujer y, a su vez, mamá de la menor. Llamada Adriana Fossat, se convirtió en la única sobreviviente de aquel incidente de tránsito.

En el juicio que se está llevando a cabo en nuestra ciudad, Fossat fue la primera en declarar cuando este juicio oral se inició, audiencia llevada a cabo el pasado miércoles 12 del corriente mes.

Luego de la mamá de Felicitas, diferentes testigos pasaron por la sala de audiencias.

La recepción de la prueba testimonial finalizó el jueves de la semana que pasó,  este miércoles se conocieron los alegatos y este viernes la jueza Correccional Cecilia Desiata, dará a conocer el fallo.

Los dos imputados que tiene esta causa penal: el propietario y el supuesto cuidador del caballo prestaron declaración en el juicio. Se trata de Diego Alberto Marmouget, un comerciante de Azul de 41 años de edad, y Miguel Ángel Giammátolo, que tiene 37 años y también es oriundo deAzul.

Marmouget, que en el debate está siendo patrocinado por la defensora Oficial Adriana Hernández, fue el primero en declarar.

Posteriormente, teniendo en cuenta la versión del propietario del equino, pidió hacer lo propio Giammátolo, a quien desde que esta causa penal comenzó a sustanciarse lo estuvo representando, al igual que ahora en el juicio, el defensor Particular Pedro De Luca.

Las contradicciones surgidas en las respectivas versiones brindadas por los acusados llevaron posteriormente a la Defensora Oficial a solicitar un careo, ocasión durante la cual se produjo “un fuerte cruce” entre los dos imputados, según señalaron voceros allegados al debate.

Enfoques distintos

Desde la Defensa Particular de Giammátolo se ha venido argumentando que el hombre no era en realidad el cuidador del caballo que en las primeras horas de la mañana del 29 de junio del año 2015, después de que se había escapado de un potrero ubicado en cercanías al Hipódromo Azul, se cruzó en el camino del automóvil en el que viajaban las víctimas.

En representación del Ministerio Público Fiscal está interviniendo en el proceso Christian Urlézaga.

Según sostiene el funcionario judicial, a título penal ambos imputados tuvieron responsabilidad en lo sucedido con ese caballo que se escapó y después, cuando deambulaba por la Avenida Chaves, impactó contra el Chevrolet Corsa en el que viajaban la nena trasplantada y sus padres.

Gabriel Di Giulio también está participando en este juicio. El abogado azuleño lo hace en carácter de Particular Damnificado, en representación de Fossat, la madre de Felicitas y pareja del hombre que también falleciera en este siniestro vial.

Desde la Acusación, tanto el Fiscal como el abogado querellante tienen previsto solicitar respectivas condenas para quienes están considerados coautores penalmente responsables de los decesos de la nena trasplantada y de su padre en este incidente de tránsito.

Cuando la causa penal comenzó a instruirse desde la UFI 6, la fiscalía que en junio de 2015 estaba a cargo del actual juez de Menores Luis Surget, el primero en resultar procesado fue Giammátolo. Posteriormente, en el marco de nuevas pruebas incorporadas a ese sumario, sucedió lo mismo con Marmouget, el dueño del animal.

Según lo que había podido reconstruirse con relación a lo sucedido, el caballo se había escapado de un potrero que estaba situado en cercanías al hipódromo, en la previa a que, aquella mañana del ya referido 29 de junio de 2015 y mientras estaba suelto junto con otros equinos, fue impactado por el automóvil en el que se trasladaban las víctimas.

Ese día Felicitas era llevada por sus padres al Hospital Garrahan. En el centro asistencial porteño tenía previsto ser sometida a un control de rutina, después de que en ese mismo hospital, años antes, había sido trasplantada exitosamente de corazón.

La violencia del impacto del automóvil contra el caballo hizo que tanto la nena como su papá fallecieran en el acto.

En tanto, Fossat -la madre de Felicitas- sólo resultó con lesiones leves y fue trasladada al Hospital Pintos para ser asistida.

El auto se trasladaba por la Avenida Chaves en dirección hacia la Ruta Provincial 51 cuando impactó contra el caballo, colisión que se produjo en cercanías al óvalo municipal.

El dato

Desde la Cámara Penal departamental había sido designado el Juzgado Correccional con asiento en Olavarría como el lugar para que se desarrollara este juicio. Esa decisión se dispuso después de que los dos magistrados correccionales a cargo de los juzgados con sede en el Palacio de Justicia de Azul, Aníbal Álvarez y Héctor Torrens, se excusaran por diferentes motivos de entender en esta causa.

Comentarios
Cargando...